La colonización y historia de Minca

Aunque los orígenes del poblado se confunden, quienes investigaron su historia encontraron la siguiente histórica basado en escritos, documentos y actas notariales de Santa Marta y el Magdalena.(1)

Minca aparece en el siglo XVIII...

como una de las grandes plantaciones de caña de azúcar y café. A principios del siglo XIX (entre 1800 y 1818) la familia Oligós Díaz Granados empezó a desarrollar los cafetales de Minca, reconocida como una las primeras haciendas cafetaleras de Colombia.
Los primeros propietarios conocidos de la Hacienda Minca fueron Pablo Oligós y su esposa Ana Teresa Díaz Granados; esta última la vendió en 1818 a Manuel de Ujueta y Bisais, y diez años más tarde la compraron Juan M. de Vengoechea y José María del Castillo.

En 1838 la hacienda pasó a ser propiedad de Martín y Manuel Avendaño y en el mismo año se la vendieron a Joaquín de Mier por 9.000 col. pesos.
De acuerdo con un escrito de 1828, Minca era una hacienda cafetera de tradición colonial, y su café competía con los mejores de otros países. Al respecto, en 1855 Élisée Reclus (1830-1905) afirma que Minca era

...una de las más antiguas plantaciones de café del Nuevo Mundo, y sus productos son muy estimados en todas las costas del mar Caribe

Esta hacienda de diez caballerías de tierra estaba ubicada a cinco leguas de Santa Marta, y se componía de un ingenio, casas, cañaverales, sementeras, animales de servicio y un cafetal.

De acuerdo con Élisée Reclus, Minca tuvo su época de oro en términos de producción hasta cuando pudo contar con mano de obra esclava

... Cuando fue devuelta la libertad a los esclavos, los amos cuidaron de no cambiar nada en su sistema de agricultura... en lugar de transportarse a sus propiedades, de supervisar ellos mismos el trabajo, descargaron en su capataz el cuidado de buscar peones, de arreglar con ellos los precios, y vieron en consecuencia disminuir poco a poco sus rentas

Unos viajeros alemanes comprobaron el abandono de la Hacienda Minca en la década de 1860, ante la ausencia de mano de obra experta que pudiera atender los cafetales.

La escasez de mano de obra...

Juan de Mier (minca)

a partir de la segunda década del siglo pasado, llevó al señor de Mier a plantear en 1825 un ambicioso plan de inmigración y colonización de la Sierra Nevada de Santa Marta, teniendo como socios a los señores Pedro Gual, Lázaro María de Herrera, Juan Langlade, Marcelino Núñez, Juan Pavajeau, Carlos Soublette y los hermanos Montilla, entre otros. En efecto, el proyecto consistía en colonizar cerca de 200.000 fanegadas de baldíos nacionales, para instalar una colonia agrícola integrada inicialmente por familias extranjeras, dedicadas básicamente al cultivo del café.

Ante la negativa del Congreso de adjudicar a la empresa colonizadora los baldíos solicitados, y la gravedad que representaba la escasez de trabajadores agrícolas originada en la manumisión de los esclavos, a mediados del siglo XIX Joaquín de Mier decidió traer de Génova (Italia) cerca de cincuenta agricultores, con quienes esperaba transformar nuevamente a Minca en un prospero cafetal.

Luego de permanecer tres meses en la hacienda cafetera, los genoveses dejaron el lugar e iniciaron cultivos de tabaco en las estribaciones occidentales de la Sierra Nevada de Santa Marta, entre las poblaciones de Ciénaga y Fundación.
También Carl Simmonds llevó a Santa Marta cerca de 150 trabajadores de origen alemán, pero su proyecto no prosperó ya que más de la mitad de los alemanes murieron de fiebre amarilla.

La última propiedad rural de la familia...

Manuel Mier (minca9

fue comprada por Manuel Julián de Mier en 1869, cuando adquirió los terrenos de Lo Estrén a José Ramón Díaz Granados. Lo Estrén colindaba con las haciendas San Pedro Alejandrino y Curinca, la parroquia de Mamatoco y el antiguo camino a Gaira, y fue vendida por de Mier a su yerno José Alzamora en 1883. Con los terrenos de Lo Estrén, la familia de Mier-Alzamora-Leyva lograron tener bajo su propiedad gran parte del corredor rural Mamatoco-Minca, puerta de entrada a la principal zona cafetera de Santa Marta.

Por el camino de Minca se desarrollaron desde finales del siglo XIX las haciendas cafetaras de La Victoria, Cincinnati, Vistanieve, María Teresa, El Recuerdo, San Isidro y la propia Minca, entre otras.

(1) recopilación de "EMPRESARIOS DE SANTA MARTA, El caso de Joaquín y Manuel Julián de Mier, 1800-1896" autor Joaquin Viloria de la Hoz

Sobre la Iglesia del Perpetuo Socorro

Iglesia Perpetua Socorro Minca

El párroco de Minca, padre Oswaldo Herrera, recuerda que la Casa de Oración fue gestada por el Obispo Javier Naranjo Villegas, hace 25 años.
Desde entonces se ha mantenido como la columna vertebral sobre la que se sostiene la vida espiritual de los minqueños.

Minca vivió momentos de pujanza y prosperidad

que fue mermando con la incursión de grupos guerrilleros a comienzos de los 70´s y posteriormente por paramilitares quienes por medio del terror y el miedo silenciaron a la población y controlaron la zona. Situación que afortunadamente en el día de hoy ha desaparecido por completo, trayendo de nuevo a los turistas y el bienestar a los Minqueros.


Casas de la época, en MINCA, hecho ADOBE (Tapia pisada)


Casa en tapia minca

Casa BALAGUERA a 50 m en el callejón girando por el Café Minca

La primitiva técnica de construir muros compactándose a golpes la tierra arcillosa mediante el uso de un pisón dentro de un encofrado de madera deslizante para contenerla, se denomino en Iberoamérica ADOBE (tapia y tapial en España). Utilizado también entre los antiguos Roma.

Desde la antigüedad las culturas indígenas han tomado los materiales de la naturaleza para la construcción de sus viviendas. Pero ha sido la tierra el material más usado. A la llegada de los españoles a América, hallaron en diferentes regiones construcciones elaboradas en tierra y bahareque.


Casa tapia minca

Encuentre lo en frente estación policía

Fue durante época colonial que se revivió en Colombia para la construcción de los muros de las casas y los templos, la ancestral costumbre de los indígenas de utilizar tierra. Convirtiéndose así en la técnica más popular para la construcción de las viviendas de la mayoría de los españoles.

casa tapia minca

También en frente estación policía

Aunque en aquella época también se empleó el bahareque como material de construcción. Las edificaciones de prestigio se levantaban en tapia pisada. En el grosor de los muros se excedían, pues llegaba a tener un metro de espesor. En épocas posteriores, se hicieron más delgados, alrededor de cuarenta o cincuenta centímetros.

Durante el periodo colonial y republicano, el albañil por excelencia era el maestro tapiador, hábil artesano que trabajaba en asocio de su asistente y la peonada que transportaba, preparaba y pisaba la tierra.


Casa tapia minca

En la plaza central, hoy casi destruida para albergar una tienda (foto de antes)

Mas información acerca de Minca

Miel y cacao ahora en Minca

Hoy se encuentra chocolate artesanal desde su semilla del cacao hasta el proceso de mezcla produciendo delicioso chocolate artesanal sin aditivos in Minca

Encontrar la fauna de Minca

La Sierra Nevada de Santa Marta posee gran variedad de animales salvajes, consistente en especies de aves, mamíferos, peces e insectos. Se han detectado unas 628 especies de aves, 120 de mamíferos y 142 de anfibios y reptiles.

El café y su origen en Minca

A partir de 1741 se plantó café en la Sierra Nevada de Santa Marta, no obstante la mayor expansión de la cafécultura de la Sierra Nevada de Santa Marta ocurrió entre 1895 y 1915.

Sus aves y como observarlos

Minca es la parada ideal para los observadores de aves. La observación de aves en sus alrededores es una de las mejores maneras de conocer y explorar estos hermosos bosques nublados.